Otro escándalo en el Ejército

Filtración de audio del comandante en Jefe del Ejército, Ricardo Martínez, en el marco de un discurso dado en una reunión privada, encendió nuevamente las alarmas sobre la venta de armas a grupos de narcos y delincuentes de parte de oficiales de la institución. 

La situación le valió el reto el ministro de Defensa Alberto Espina, quien lo citó y "me representó que mis palabras fueron imprudentes. Me hago cargo de ellas y si algunas de mis expresiones fueron así interpretadas, ofrezco las excusas correspondientes", dijo Martínez. Los antecedentes quedaron a disposición del Ministerio Público.